El cierre de fronteras adoptado por Alemania traerá consecuencias devastadoras para el transporte

Varios organismos, sindicatos y asociaciones vinculados al sector del transporte de mercancías por carretera han expresado su preocupación por el cierre de fronteras que ha ejecutado unilateralmente el Gobierno Federal de Alemania para frenar los contagios de COVID-19 en el país. Con la exigencia de tener un test negativo de COVID-19 para los chóferes profesionales que quieran entrar a Alemania desde República Checa, Eslovaquia y la región del Tirol de Austria y las medidas paralelas tomadas por estos países, la cadena de suministro puede quedar muy dañada.

A pesar de la indicación de la Comisión Europea de no cerrar fronteras y permitir que los ‘corredores verdes’ estén abiertos para asegurar el transporte de mercancías por carretera, países como Francia, Bélgica o Portugal no cumplieron con esta premisa. Sin embargo, todos estos movimientos quedaron en nada con la decisión unilateral de Alemania de cerrar sus fronteras test de COVID-19 mediante, resolución que ha encontrado respuestas similares de los gobiernos de Austria y República Checa. Y el resultado no puede ser más preocupante.

De hecho, el centro de Europa se ha convertido en campo minado para los transportistas por las medidas adoptadas por Alemania y el efecto dominó que han generado. El impacto en la cadena de suministro es devastador por los bloqueos en los corredores de carga que sirven para comunicar Europa del Este con el Oeste del continente y el sur con las regiones situadas más al norte. De hecho, el paso del Brennero y su corredor, vía para cruzar Austria y Alemania, recoge 7.000 camiones todos los días, unos 2,4 millones al año.

En comparación con el bloqueo de Dover en el Reino Unido, donde el transporte cayó un 40%, los bloqueos en Europa central tendrían consecuencias devastadoras. De hecho, la perspectiva de que se pueda dar una situación parecida a la de Dover y los conductores queden atrapados se antoja trágica para la economía europea. Por eso no se entiende que se ponga en riesgo la cadena de suministro, el mercado único y la vida de millones de ciudadanos por una medida que no supone un control efectivo del virus ya que la incidencia entre los transportistas es muy reducida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.