TNL asegura que la Unión Europea se dispara en el pie con la legislación del Paquete de Movilidad

Huelga de chóferes en Italia los días 14 y 15 de enero

El Paquete de Movilidad ha generado una enorme confrontación entre las grandes potencias de la Unión Europea y los países de Europa del Este. Aunque la totalidad del texto aún no está en vigor, las posturas son claras. Y a partir del 21 de febrero de 2022 se produce el verdadero punto de inflexión, ya que a partir de esa fecha los camiones deberán regresar al país en el que están matriculados al menos una vez cada ocho semanas. Una medida que promete cambiar la dinámica de miles de empresas y operadores logísticos.

A poco más de tres meses para la puesta en marcha de este apartado concreto del Paquete de Movilidad, ni siquiera todos los Estados miembro de la Unión Europea están preparados para su implementación, entendiéndose que no hay los medios suficientes para asegurar la correcta aplicación de la nueva ley. Mientras tanto, el Paquete de Movilidad y los recursos al contenido del mismo mantienen su camino judicial, hasta el punto que parte del texto puede llegar a ser revocado por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. Mientras tanto, las fuentes de presión no dejan de emerger.

De hecho, la Transport and Logistics Netherlands (TLN) ha dirigido una Carta a Adina Valean, Comisaria de Transporte de la Unión Europea, para que posponga esta medida mientras se ajusta el marco legislativo, sobre todo en los países más reticentes a su aplicación. Al final, esta medida tiene importantes consecuencias para las empresas de transporte internacional, toda vez que, en la situación actual, con un suministro de carga hacia Europa del Este limitado, muchos camiones tendrán que viajar a menudo vacíos en su regreso a los países en los que están registrados.

Los defensores de posponer esta medida se aferran a las implicaciones de carácter económico -pérdida de capacidad de hasta un 15%-, pero también a las emisiones adicionales de CO2 que creará el nuevo esquema del transporte europeo. Además, este nuevo modelo se dibuja sobre la necesidad de tener más conductores y camiones, aunque los profesionales escasean y la producción de vehículos está en un momento crítico por la falta de materiales. Por último, se señala que, si la aplicación de la medida no es homogénea, se producirá una competencia desleal entre países. Por eso TNL considera que la legislación es un disparo en el pie si no se aplica de forma uniforme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.