Editorial Transporte al día – ASÍ, NO

Me viene a la mente un dicho popular que le va al pelo a la gravísima situación que padece el transporte por carretera. El citado dicho dice así: Cuando la barriga está llena, la cabeza no piensa (por eso se vota como se vota) y cuando la barriga está vacía, la cabeza no razona (es evidente dado el vandalismo que están algunos utilizando, para con los que ejercen su legítimo derecho al trabajo). Llegados a este punto yo añadiría a este dicho algo que me preocupa en grado sumo, y es que además de no comer, no se le puede asfixiar a la gente precisamente por trabajar (porque el conflicto, está servido).

Dicho esto, debo manifestar que todos estos desesperados por la situación a la que se ha venido sometiendo al transporte durante años por parte de cargadores y operadores logísticos, abonando precios por debajo de coste, sometiendo al conductor a trabajos en los centros logísticos y empresas que para nada le correspondían, realizando pagos a tiempos insoportables, haciendo exigencias incumplibles y sanciones como si fueran la DGT que por eso se ha llegado al punto que nos encontramos. Aunque siempre se ha acusado a esta parte del sector que ahora así se comporta, por parte de las empresas, de ser los culpables de muchas de las cosas que se les endosaban por parte de cargadores y operadores logísticos a las empresas con asalariados, porque siempre se les ha reconocido que lo hacían porque tenían su derecho y podían manejar el sector como mejor les convenía.

Llevo muchos años en el transporte, quizás demasiados, para no ver la desesperación de muchos de los que ahora están en legítimo paro patronal, pero igual le hubiera ido mucho mejor haber apoyado al Comité Nacional de Transportes en sus reivindicaciones ante el Ministerio de Transportes y en aquella convocatoria de huelga. Quizás para algunos les era mejor montar su particular 15M, en lugar de encauzar sus justísimas reivindicaciones a través de las Asociaciones que existen de autónomos, que las conocen, pero que las obvian. Se las recordare a modo de ejemplo: Conetrans, Fenadismer, Fetransa, etc., todos han sido recientemente elegidos por cuatro años como sus representantes en el Comité Nacional de Transportes, y todos ellos están plenamente facultados para defender sus justas necesidades, pero para ello hay que cuanto menos asociarse, colaborar y participar.

Finalmente, lo cierto a día de hoy, es que una panda de vándalos energúmenos, en su posible desesperación, han tirado por tierra el buen hacer de gente que lo da todo por conseguir lo que de verdad vale, que las cosas se plasmen en el Boletín Oficial del Estado. Llevarlo a cabo es cosa de todos y cada uno en su quehacer diario, pero a papa Estado, hay que pedirle que no nos fría a impuestos, pero como empresarios a quienes corresponde repercutir los costes y hacer solo los trabajos que corresponden, y cobrar en tiempo y forma, es al transporte.

Romper camiones, arrojando piedras desde los puentes a los camiones que circulan, cortar los tubos del gasóleo, cortar los tubos del aire, rajar neumáticos, y provocar accidentes no está, ni se debe permitir por nadie, y menos por las fuerzas del orden. La credibilidad se gana con la palabra y la negociación, lo demás sencillamente se combate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.