Bruselas se marca el objetivo intermedio de reducir las emisiones en un 55% para 2030

La Unión Europea ha fijado 2050 como el año en el que alcanzar la neutralidad climática. Con todo, un plan tan ambicioso requiere objetivos intermedios y esto es precisamente lo que ha hecho Bruselas, fijar objetivos. De hecho, la presidente de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha propuesto que la Unión Europa fije el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para 2030. Para tal fin, la Unión Europea deberá asumir inversiones masivas en un momento de crisis económica y sanitaria.

Sin embargo, el objetivo intermedio de la Unión Europea de reducir en un 55% las emisiones de gases invernaderos de cara a 2030 no sólo es una cuestión gubernamental, sino también implica a gran parte de la industrial y del transporte de mercancías por carretera y otras vías. En este aspecto, la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) ha mostrado su apoyo a los planes de Bruselas y quieren ser parte de los objetivos marcados por la Unión Europeo durante todo este camino.

Para ser parte de este proyecto, ACEA pide que se fijen límites más claros y medidas de apoyo al sector para la producción y adquisición de todo tipo de vehículos, pero también para la creación de la infraestructura necesaria. Esto incluye el desarrollo de una amplia red de puntos de recarga y estaciones de repostaje por toda la Unión Europea y un programa de incentivos para la compra de vehículos propulsados por energías alternativas, tanto para el uso privado como para uso industrial en el caso de los vehículos pesados.

A nivel general, los expertos señalan que todas las fuentes de energía deberían estar incluidas en el nuevo Sistema de Comercio de Emisiones para cumplir con los objetivos marcados. Con todo, también es necesario definir muy bien el marco regulatorio y el impacto de las medidas tomadas para dibujar un escenario realista. En el caso de la industria del automóvil, se calcula que en 2019 los fabricantes invirtieron 60.900 millones de euros por la descarbonización. Sin embargo, las inversiones en infraestructuras se han reducido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.