LLACER, ¿el adiós de uno más?

Llacer y Navarro

El adiós de LLACER si finalmente se produce podría ser uno más, pero lo lamentable si es así, es que será otro de los muchos que ya se han producido, se producen y producirán sin luz ni taquígrafos.

La situación del sector no es agradable pues se encuentra en una encrucijada de la que no sabe salir, por un lado el ataque salvaje de la Administración (de toda la Administración), y por otro su propio canibalismo y sobre todo su dejadez a la hora de defender sus intereses, creyendo que los intereses de sus clientes son sus propios intereses, cosa que se ha demostrado que no es así, aunque el sector se crea lo contrario.

Muestra de lo que decimos es que algunos tratan de hacer ver que son grandes empresas a las que acompaña el éxito, tienen más de mil camiones y facturan entre 200 y 300 millones de euros al año. Su problema es que la cuenta de resultados no les acompaña pues los mismos son auténticamente miserables para tanta exposición de riesgo, empezando por tener todos los huevos en la misma cesta.

Debe ser por esos que esas grandes empresas de este país, que particularmente trabajan para las grandes distribuidoras, arrojen beneficios de entre 1 y 3 millones con tanta facturación es para ponerse a llorar, aunque algunos piensen que esos pueda ser mucho dinero.

Y no es nada o muy poco si se miran las cifras de endeudamiento que algunos de estos tienen (alguno de ellos ronda los 100 millones de euros a corto y medio).

Mención aparte merece el uso masivo de la utilización de un medio de pago como el confirming (mas engaña bobos que otra cosa), con el que encubren un diferimiento de los pagos a entre 120 y 150 días, normalmente de la deuda que adquieren con los transportistas a los que debieran de pagar a 30 días fecha carga del viaje de acuerdo con la ley del contrato de transporte. Del conjunto de esta deuda mejor no hablamos.

Todas estas cosas son las que nos hace temer que la traca si no ha empezado esté a punto de hacerlo, ya que el chivo está a punto y la maquinaria represora y recaudatoria del estado no ha hecho más que ponerse en marcha sin importarle a quien arrolle por el camino.

Alguien podría pensar que ello podría suponer entregar el sector con armas y bagajes a las grandes empresas extranjeras, particularmente a las de los países del este, que hoy por hoy lo hacen todo más barato, lo que no importa pues eso sería una bendición para esa panda de vagos, ya que a esos no tienen que inspeccionarlos, y faena que se ahorran.

2 Comments

  • Manuel Adrián González Vidal

    17 mayo, 2018 - 1:42 pm

    Mientras no entre un transportista en la política para defendernos de los impuestos y del precio elevado del gasoil y que se pongan en marcha para controlar las tarifas y los maricons grandes como Carrión. Primario y algunos más que no pagan impuestos en España. También quiero comentar que el señor Montoro no se da cuenta que por cada camion que factura 3500 +iva ese iva que nos engañan al cobrar y que luego tienes que dárselo a Hacienda y que no te equivoques sacas la cuenta de 4 viajes al mes a 3500 + iva que son 735eu×4=2940 al para impuesto el sueldo de un chofer y el sueldo que un autónomo no gana no seamos tan tontos hay que hacer huelga general de transportes cada día que pasa quiebra y se arruina un pequeño o mediano transportista y los políticos con sueldos mínimos de8000eurs así está España

  • Miguel angel

    7 junio, 2018 - 1:38 pm

    Una cosa es no poder pagar y otra cosa es no pagar porque no se le pone en los cojines. Y los empleados sin cobrar. NO HAY DERECHO…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.