El transporte internacional, clave en el normal funcionamiento de la economía europea

La Asamblea General de Astic, celebrada en Santander, ha servido para poner de relieve el rol fundamental que tiene el transporte de mercancías por carretera a nivel internacional en el normal funcionamiento de la economía española y del resto de los Estados miembro de la Unión Europea. Tras dos años de alta complejidad y en un escenario de enorme incertidumbre, el transporte internacional se reivindica como un factor clave en la recuperación económica que atraviesa el continente tras la pandemia de COVID-19.

El trabajo del transporte internacional durante los meses más duros de la pandemia y ante las numerosas adversidades y sucesos que se han ido concatenando en los últimos años refleja la importancia del sector en el normal funcionamiento de la cadena de suministro. Pese a vivir situaciones inéditas e inesperadas, el transporte internacional por carretera ha dado pie a que los intercambios comerciales mantuvieran cierta normalidad, incluso en los peores momentos. Pese a todo, el sector se enfrenta a desafíos notables como la digitalización o la escasez de conductores.

Uno de los mayores retos para el transporte internacional, en un escenario en el que ya son especialmente preocupantes factores como la citada escasez de chóferes, el pago por uso de las vías de alta capacidad o los cambios en las masas y dimensiones de los camiones, es la manida transición ecológica. Y no por necesaria, deja de tener un trasfondo negativo ante el acercamiento un tanto ilusorio y poco realista que están haciendo los políticos, ya que se tiende a obviar las necesidades operativas del sector del transporte de mercancancías por carretera.

En este punto, Astic mantiene su decidida apuesta por impulsar la Plataforma para la Promoción de los Ecocombustible y los esfuerzos del Grupo de Trabajo de Discusión sobre la Descarbonización del Transporte de Mercancías por Carretera, así como por hacer una labor de difusión en España y en el resto de Europa del ‘Green Compact’, proyecto promovido por IRU y que contiene una hoja de ruta clara y concicsa con medidas para que el transporte terrestre consiga la neutralidad de emisiones de CO2 y gases de efecto invernadero en 2050.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.