Colapso en la frontera entre Francia y Reino Unido por el ‘doblete’ del COVID-19 y el Brexit

El personal de aduanas de Calais y Dunkerque, dos grandes puertos franceses del Canal de la Mancha, entraron este lunes en huelga de celo, consistente en revisiones en profundidad, ocasionando largas esperas para mostrar lo que ocurrirá con el Brexit.

El tránsito entre Francia y Reino Unido estaba siendo un auténtico dolor de muelas durante los últimos días en plenas pruebas de ejecución del control aduanero que se llevará a cabo a partir del 1 de enero de 2021 cuando el Brexit entre en vigor. Sin embargo, la aparición de una nueva cepa de COVID-19 ha complicado todavía más este escenario, ya que el Gobierno de Francia ha decidido cerrar el Canal de La Mancha por 48 horas a todo tipo de tráfico, una decisión que promete extenderse más allá de este plazo.

El final del periodo de transición del Brexit sin acuerdo lleva días ‘coleando’ en el tránsito de pasajeros, vehículos y mercancías en la dos principales vías de comunicación entre Francia y Reino Unido, el puerto de Dover y el Eurotunnel. En plena instauración del nuevo protocolo de control aduanero con vistas al inicio del Brexit el 1 de enero de 2021, las dificultades en el tránsito de mercancías ha sido manifiestas, provocando el colapso de la frontera con Francia, donde los camiones llevan días agolpándose sin solución, creando kilómetros y kilómetros de colas.

Por si esto no fuera suficiente, la aparición de la nueva cepa de COVID-19 detectada en el sur de Inglaterra ha llevado a Francia a cerrar la frontera por un espacio de 48 horas, seguramente prorrogable, ante la falta de información sobre esta mutación del coronavirus. Aunque esta medida está bajo el estudio de la Unión Europea, miles de camiones se agolpan sin remedio en la frontera, mientras que los vehículos pesados de transporte que están en Reino Unido no pueden volver a Francia ni en ferry ni a través del Eurotunnel.

ASTIC estima que unos 800 camiones españoles se han visto atrapados por esta situación en la frontera. Con todo, algunos de estos camiones están accediendo a Reino Unido en los pocos ferris que aún prestan servicio, con la incertidumbre de cuándo podrán volver ya que Bélgica o Países Bajos no parecen alternativa para retornar. Una situación que además se agrava ya que el tránsito de mercancías estaba siendo un 40% mayor de lo habitual ante el aumento de la demanda para evitar los aranceles del Brexit que se darán a partir del 1 de enero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.