El transporte global debe ser ágil y flexible y el transporte por carretera garantiza el suministro

La crisis sanitaria derivada de la pandemia de COVID-19 ha colocado al sector transporte ante retos y situaciones hasta ahora nunca vistas. Dentro de un escenario de máxima adaptación por parte de todos los actores de la actividad, si algo ha quedado patente es que la flexibilidad y capilaridad del transporte de mercancías por carretera hacen que sea la mejor vía para evitar roturas de la cadena de suministro, incluso si hay una grave escasez de chóferes profesionales presionando la actividad.

De hecho, los datos son el mejor reflejo de esta situación y durante la crisis sanitaria la cuota modal del transporte por carretera ha crecido en el global del transporte de mercancías en toda Europa. El incremento de la cuota modal del transporte por carretera en 1,1 puntos entre 2019 y 2020 no sólo pone de relieve el trabajo de empresas y transportistas por mantener la cadena de suministro y trasladar la mercancía, sino también la gran flexibilidad y capilaridad que ofrece el transporte por carretera.

Según datos de Eurostat, durante 2020 el 77,4% del volumen total del transporte interior de mercancías en la Unión Europea se realizó por carretera, mientras que el transporte ferroviario representa un 16,8% y el transporte por vías navegables un 5,8%. Incluso si se incluye en los datos globales el transporte marítimo y el de carga aérea, el transporte de mercancías por carretera sigue siendo fuerza hegemónica con una cuota modal del 54,7% en la Unión Europea frente al 29% del transporte marítimo. España es el quinto país por cuota modal (95,88%).

Más allá de datos particulares y del auge del transporte de mercancías por carretera durante la crisis sanitaria, hay que tener en cuenta que la realidad del transporte global está cambiando a la par que lo hacen las demandas de los consumidores. El volumen de artículos y vehículos que movilizar es cada vez mayor, lo que dificulta las tareas de planificación e implementación. Por ese motivo, el transporte por carretera debe ser ágil y flexible, conectado con el usuario a partir de una correcta digitalización de todos los procesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.