El Ministerio y los cargadores pueden dinamitar el inestable equilibrio del sector transporte

LIDL cobra entre 40 y 100 euros por servicios de descarga de camión

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha respondido a las demandas del transporte y el paro patronal para el 27 y 28 de julio ha sido desconvocado. Si bien este sería el titular, no es oro todo lo que reluce. Y mientras el ministro José Luis Ábalos tiende la mano al transporte de mercancías por carretera, por detrás ha optado por abrir el proceso de participación pública para el anteproyecto de la Ley de Movilidad Sostenible, texto en el que vuelve a haber puntos de confrontación.

La respuesta del Ministerio de Transportes para evitar la huelga no se ha hecho esperar, pero el acuerdo con el CNTC puede tener trampa. Si bien hay un compromiso de no implementar los camiones de 44 toneladas y 4,5 metros de altura, de no dar forma a un sistema de pagos por el uso de las carreteras y de crear un sistema sancionador para acabar con la morosidad, estos temas tan polémicos y que tanto afectan al sector vuelven a estar encima de la mesa dentro del anteproyecto de la Ley de Movilidad Sostenible.

Es curioso prometer al sector ciertos puntos y mantener el debate abierto sobre la financiación de la red de carreteras en plan crisis de ingresos del Estado. Si bien el texto utilizado en este anteproyecto de Ley no habla directamente de esta opción, la propuesta de introducir peajes en la red de vías de alta capacidad del país para los transportistas está en el aire. De igual forma, la introducción de los camiones de 44 toneladas y 4,5 metros de altura bajo la premisa de “mejorar la competitividad del transporte” también se valora.

Se dibuja así una situación en la que, por un lado, el Ministerio ha aplacado la revuelta generada por el sector, evitando el paro patronal, y por otro lado sigue valorando medidas que serían un duro revés para el transporte de mercancías por carretera. Una situación en la que además hay que sumar el papel de AECOC, principal asociación de cargadores del país. Y es que la opción de que las labores de carga y descarga de mercancía estén prohibidas para los conductores y sean labor exclusiva de los operadores ha levantado ampollas, quizá porque los cargadores no podrían abusar del eslabón más débil de la cadena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.