El aumento de los impuestos al Diésel amenaza de manera seria al sector transporte

Los transportistas profesionales quedarán exentos de la subida al diésel

La crisis sanitaria provocada por la pandemia de COVID-19 ha generado un importante agujero en las cuentas del Estado. Con muy poco margen de maniobra, el Gobierno busca maneras de financiar la lucha contra el virus y eso pasa por elevar los impuestos. Una constante en tiempo de crisis que tiene repercusiones en el sector del transporte de mercancías por carretera de forma ‘obligada’, ya que los impuestos sobre los hidrocarburos suelen ser una válvula de escape en situaciones complejas. Y parece que esta vez no va a ser una excepción.

No obstante, el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para 2021 contaría en su texto con la creación de un impuesto especial de hidrocarburos para el gasóleo con el fin de igualar la carga impositiva del Diésel con la gasolina. Una medida que está sujeta a la Unión Europea y a la proceso de transición energética, pero que se contempla aplicar en un momento estratégico y crítico para la economía española por el enorme roto que ha generado en las cuentas del Estado la pandemia de COVID-19.

La aplicación de un impuesto extraordinario para el Diésel supondría un auténtico disparo en la línea de flotación del sector del transporte de mercancías por carretera, tal y como explican desde FENADISMER. No obstante, parece difícil que una medida así cuenta con una exención general para el transporte de mercancías por carretera, ya que la actual normativa sobre el uso del gasóleo profesional deja fuera a parte de la propia actividad, como es el transporte ligero. Una importante parte de la profesión sobre la que pocos parecen acordarse.

De hecho, FENADISMER calcula que la creación de un impuesto para el Diésel al margen del concepto de gasóleo profesional provocaría un importante agujero en todas las empresas y profesionales autónomos que trabajan con vehículos de menos de 7,5 toneladas. Un volumen de trabajadores y compañías nada desdeñable, ya que supone un tercio (130.000 vehículos) de todo el sector. Por este motivo, si se produce esta subida de los impuestos al Diésel, desde el sector se pedirá una modificación paralela de la figura del gasóleo profesional para que acoja también a los vehículos de transporte de menor tonelaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.