El futuro del sector del transporte de mercancías por carretera tras la pandemia de COVID-19

El transporte de mercancías por carretera ha vivido un 2020 realmente complejo. Tras los dos primeros meses del ejercicio en los que incluso había previsiones positivas, la pandemia de COVID-19 ha cambiado la realidad del sector. Los transportistas han tenido que trabajar en condiciones que no podían imaginar para mantener la cadena de suministro y el abastecimiento de productos de primera necesidad durante la fase más crítica de la crisis sanitaria. Posteriormente, el transporte ha tenido que lidiar con los problemas derivados de la crisis económica asociada a la pandemia.

Los transportistas han tenido que aprender a convivir con un nuevo y complejo escenario en el que todas las restricciones decretadas para frenar la expansión del COVID-19 han alterado su actividad. Y es que al final, el reconocimiento que recibieron los profesionales del transporte durante la fase más crítica de la pandemia no se ha mantenido en el tiempo. De hecho, las autoridades han vuelto a caer en los mismos errores que en el pasado y mantienen al sector del transporte de mercancías en el olvido. Mientras tanto, las empresas y autónomos agonizan.

De hecho, algunos de los males que preocupan especialmente al sector tienen mucho que ver con la aplicación y desarrollo de la normativa. El aumento de los costes relacionadas con medidas políticas o de las trabas burocráticas para las empresas son un factor a tener en cuenta, como también el necesario esfuerzo de la administración y de las propias empresas para apostar de una vez por todas por la transformación digital del sector. También a medio y largo plazo, la neutralización de la huella de carbono supondrá una revolución en el transporte.

En este aspecto, la administración y las asociaciones medioambientales quieren imponer una velocidad de transición inasumible de manera práctica y con claro sesgo tecnológico hacia la movilidad eléctrica y el modo ferroviario. El sector trabaja, desde hace años, en la adopción de motorizaciones más eficientes, pero está expectante ante la regulación que se aplique para ser parte de esta transición energética, pero siempre desde un punto de vista realista y con una estrategia clara que no deje a nadie en el sector del transporte de mercancías por carretera atrás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.