El tráfico de camiones por la N-121 de Navarra está en entredicho

La N-121 es una vía estratégica en el transporte de mercancías por carretera por su conexión con la frontera en Irún.

Los alcaldes de los municipios por los que trascurre la N-121 han solicitado al Gobierno de Navarra que prohíba la circulación a los más de 2.500 camiones que diariamente recorren esta vía camino de la frontera. Los ediles exigen que los vehículos de transporte de mercancías sean desviados de manera obligatoria por la AP-15, autovía de peaje que obliga a un recorrido extra de 40 kilómetros. Por el momento, el Ejecutivo navarro descarta tomar esta medida a corto plazo.

La difícil situación que se vive en torno a la nacional N-121 viene motivada por el trágico accidente que tuvo lugar el pasado 11 de enero en el que dos personas perdieron la vida tras el impacto de un vehículo todoterreno contra un camión. Pese a que el transportista no tuvo ningún tipo de responsabilidad en el suceso, el foco se ha puesto sobre la idoneidad de que los vehículos de transporte de mercancías circulen por esta vía, hasta el punto de nacer una solicitud por parte de los ediles locales para que se prohiba la circulación de camiones en la N-121 de forma permanente.

Cabe recordar en este aspecto que la N-121 es una carretera estratégica por la que circulan de manera diaria más de 9.500 vehículos, de los cuales un 25% son camiones que utilizan esta vía para acceder a la frontera por Irún. La eventual prohibición de la circulación de vehículos de transporte de mercancías por la N-121 obligaría a los chóferes a utilizar la autovía de peaje AP-15, con el consiguiente gasto y el rodeo adicional de casi 40 kilómetros que ello supone.

Por el momento, el Gobierno foral de Navarra ha descartado la restricción de la circulación de camiones en la N-121, toda vez que no hay datos de accidentalidad que avalen una decisión de este tipo. Sin embargo, el Ejecutivo regional sí tiene previsto adoptar algunas medidas con el fin de mejorar la seguridad de la vía como limitar a un solo sentido los adelantamientos en los tramos de tres carriles y solicitar la colocación de radares fijos de la DGT, así como potenciar la presencia policial.

En última instancia, el gobierno tiene previsto convertir la N-121 en una vía 2+1, lo que facilitará las maniobras de adelantamiento y evitará colisiones frontales. La Asociación Navarra de Transportistas (TRADINSA), con apoyo de la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (FENADISMER), están llevando a cabo las gestiones necesarias para impedir que se realice cualquier tipo de restricción de la circulación a camiones en la N-121, además de potenciar el proyecto de futura conversión de la carretera en una vía 2+1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.