La morosidad en el sector transportes: el plazo medio de pago alcanza los 81 días

Los retrasos en los pagos a proveedores cuestan 6,5 millones de empleos en Europa

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (FENADISMER) ha publicado los últimos resultados del Observatorio Permanente de la Morosidad y Pagos en el sector de transporte por carretera. Este estudio de carácter mensual, puesto en marcha en julio de 2012, determina en su edición de diciembre de 2019 que un 65% de los clientes que requieren de los servicios de transportistas incumplen la Ley de morosidad, ya que los plazos de pago se sitúan en los 81 días de media.

Los últimos datos recogidos en este estudio realizado por FENADISMER en colaboración con la Fundación Quijote para el Transporte reflejan que el 65% de los pagos que se realizan a las empresas transportistas incumplen la legislación vigente en materia de morosidad.

Aunque la normativa estipula que el plazo máximo del cliente para realizar el pago es de 60 días desde la realización del servicio, el periodo medio para afrontar estos pagos se ha situado en 81 días de media en diciembre de 2019. Durante todo el pasado año, el plazo medio de pago se fija en los 80 días.

En esta línea, el Observatorio Permanente de la Morosidad y Pagos en el sector de transporte por carretera elaborado por FENADISMER refleja que la modalidad de pago preferida por los clientes es la transferencia bancaria, toda vez que el 45% de los mismos optan por esta vía.

Por su parte, un 40% de los clientes eligen el modelo de confirming. Las empresas transportistas apenas reciben un 15% de los pagos bajo pagaré, mientras que el uso del cheque es residual y está por debajo del 1%.

Cabe recordar que, para la obtención de los resultados del estudio, FENADISMER lleva a cabo una encuesta mediante un modelo de procesado de carácter mensual en la que toman parte casi 800 empresas transportistas de ámbito nacional, todas ellas vinculadas con el sector de los vehículos pesados de servicio público. Las empresas partícipes del estudio ponen al servicio del Observatorio Permanente todos los registros mensuales de plazos y modalidades de pago.