Los peajes en quiebra costarán 600 millones

El Gobierno no ha podido llegar a un acuerdo con los bancos para sanear las cuentas de las concesionarias, por lo que será el Estado el que tenga que provisionar, de momento, 600 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado de 2015.

Este es uno de los argumentos que ha utilizado la patronal de las constructoras (y ahora también de las concesionarias de autopistas) Seopan para presionar al Gobierno sobre la conveniencia de adecuar el plan de rescate a los intereses de los acreedores.

Uno de los casos más alarmantes es el de la AP-36, entre Ocaña (Toledo) y La Roda (Albacete), cuya quiebra oficial fue retrasada en varias ocasiones el pasado año por orden del Ministerio de Fomento, hasta que el pasado mes de febrero el juzgado mercantil de Madrid dictó su liquidación.

Xabier Jiménez soto

Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración y Periodismo por la Universidad Cardenal Herrera CEU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.