Leones y hienas

Editorial

Todo comenzó hace unas semanas cuando la filial de Primafrio, la mercantil Doctrans, fue castigada en Francia a no poder operar en su territorio durante un año. Un hecho que debiera haber sido la oportunidad para que el Gobierno de nuestro país, todas las asociaciones de empresarios, medios de comunicación y personas que rodean el mundo del transporte se unieran entorno a la empresa española y le mostraran su apoyo.

Pero no fue así. Se utilizo este hecho, una sanción totalmente desproporcionada, para que algún medio de comunicación y personas que revolotean alrededor de este mundo, vieran la oportunidad para querer hacer leña del árbol caído, oportunistas en la crítica que les califica por sí sólo, en lugar como decíamos de ponerse del lado del agredido nacional. Pero no, se sitúan  del lado de empresas que no son nacionales, y criticando de forma desmedida a la empresa de transporte murciana. Y a todo esto, a las críticas desmedidas y al daño hecho tanto a flota de Primafrio como a la marca España, hay que sumarle la pasividad del gobierno, al que seguramente piensa que esto sólo le interesa a 25.

Pero ¿Por qué los ataques a Primafrio? ¿Por qué se busca hacer daño? ¿Por qué esta desunión en el mundo del transporte?

1ª Causa.- Que Primafrio es una de las empresas de transporte frigorífico por carretera más grande de nuestro país que cuenta con más de 1000 camiones y que tiene dos centros logísticos en nuestro territorio, por un lado podemos encontrar el centro de Murcia y por otro el de Huelva.

2ª Causa.- La envidia a una empresa española que aporta pagando sus impuestos a la economía de nuestro país, sólo eso justifica lo ilógico que resulta que desde algunos sectores se ataque a esta empresa, con motivos imprudentes, inverosímiles y peregrinos.

3ª Causa.- La acusación de deslocalización que para aquellos que buscan hacer daño lo primero es sea cierto no, que Primafrio se está llevando el negocio a Portugal, donde como ya todos sabrán esta la empresa sancionada filial de Primafrio, la mercantil Doctrans., montando un centro logístico en tierras lusas y contratando para su flota chóferes a portugueses y de otras nacionalidades dejando de lado y sin trabajo a los conductores españoles.

La verdad, la pura verdad de todo esto es que en la Unión Europea de la que forma parte España (cosa que se olvida a unos y a otros) existe la libertad de poder establecer un negocio donde se quiera o estime más oportuno, siempre y cuando se paguen los impuestos y cargas sociales pertinentes de cada país. En Europa se tiene la oportunidad de contratar a cualquier ciudadano que sea nacional de cualquier país de la Unión sin ninguna clase de problema o impedimento, por lo que si los dueños de Primafrio, que no es el caso, en algún momento deciden marcharse de este país no se les podría achacar nada, ya que si el negocio es suyo y la ley se lo permite están en su pleno derecho de irse donde quieran, aunque vuelvo a repetir que no es el caso.

Cómo se puede atacar a la empresa alegando que contrata personal de otras nacionalidades, cuando de todos es sabido que desde hace mucho tiempo nuestro país está sufriendo un grave déficit de “conductores profesionales” que quieran hacer las rutas de abastecimiento de los mercados europeos con las mercancías españolas. Acaso tiene Primafrio que renunciar a su fin que es desarrollar la empresa igual como otras empresas del sector, renunciando a contratar personas de otros países para cubrir estas vacantes por no disponer en el nuestro de mano de obra cualificada.

Algunos califican como alarmante que Primafrio se pueda llevar sus bases a Portugal, ya que allí se pagan menos impuestos y por lo tanto el trabajo le cuesta más barato, sin haberse tomado la molestia el descalificador de haberse leído la legislación de trabajo, y las leyes de sociedades y fiscales del país luso. Allí se pagan importantes impuestos muy similares a los de España,  la contratación de trabajadores no es menos cara que en nuestro territorio, al menos para una empresa que contrata profesionales, y la seguridad jurídica laboral que se le ofrece la tienen mucho más asegurada que en España.

El problema de nuestro país no es más que los intereses desmedidos de algunas personas que tienen en su poder herramientas con las que pueden hacer mucho daño, el problema de este país es que algunos quieren un trozo del pastel que no les corresponde y cuando no se les reparte atacan con todo lo que tienen llevándose por delante lo que pueden, sin importarles los medios para conseguir su fin.

Pero no nos engañemos, nuestros enemigos no son los países del este que producen más barato, nuestros enemigos no son los franceses que nos hinchan a sanciones y nos desprestigian vertiendo acusaciones infundadas, nuestro enemigo somos nosotros mismos que nos atacamos sin piedad con tal de enriquecernos a costa de otros.

Y así, atacándonos entre nosotros y no haciéndonos fuertes frente a las adversidades, jamás seremos capaces de salir de esta crisis que nos está devorando por dentro y por fuera como si fuésemos leones y hienas. 

 

* Transporte al día no se hace responsable de las opiniones de sus lectores

Xabier Jiménez soto

Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración y Periodismo por la Universidad Cardenal Herrera CEU.

1 Comment

  • JUAN JOSE ARNEDO MEDINA

    9 abril, 2015 - 2:13 pm

    Ya era hora de que desde un medio de comunicación se digan las cosas como se dicen, de verdad que no se como agradecerlo y sobre todo con esa llamada continua que se hace desde ese medio a la defensa del sector. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.