Francia quiere de nuevo la ecotasa

Controles de gálibo en la carretera en la A15 al tráfico pesado

Elisabeth Borne, nueva ministra francesa de Transportes, confirmó el anuncio realizado el pasado domingo por su presidente, Emmanuel Macron, por el cual pretende llevar a cabo en los próximos cinco años de un ambicioso Plan de Infraestructuras, especialmente en el desarrollo de nuevas líneas del tren de alta velocidad (TGV), así como de transporte fluvial y algunas carreteras de alta capacidad.

Dicho Plan, con un coste estimado de aproximadamente 10.000 millones de euros, se financiaría principalmente mediante el establecimiento de una tasa a los camiones pesados por la utilización de las carreteras francesas, la conocida como “ecotasa”. Esto se debe , según palabras de la propia ministra, a la “penuria económica” de las arcas públicas francesas.

De este modo, sería la quinta vez que el Gobierno francés intenta establecer la imposición de la “ecotasa” a los camiones tanto nacionales como extranjeros que transiten por sus vías, después de los sucesivos aplazamientos llevados a cabo en los años 2013, 2014 y su posterior suspensión definitiva en 2015 tras las movilizaciones llevadas a cabo por los transportistas y agricultores franceses.

En España, Fenadismer se pronunció sobre esta “ecotasa” y confirmó su rechazo a esta, dado que nuestro país será uno de los más afectados por este nuevo impuesto. Teniendo en cuenta que la gran mayoría de los flujos de transporte de mercancías por carretera con origen o destino a la Unión Europea deben utilizar obligatoriamente la red viaria francesa -por la que transitan más de 100.000 camiones españoles autorizados para realizar transporte internacional- y que la mayoría de los productos españoles que se exportan tienen un bajo valor intrínseco, el establecimiento de la “ecotasa” provocaría un importante incremento del precio final de la mercancía en los mercados centrales europeos, y por tanto, una pérdida de competitividad frente a los productos de terceros países.

Además, la federación de transportistas consideró que el sector del transporte por carretera ya aporta suficientes recursos a las arcas públicas francesas a través de diferentes impuestos. Cabe recordar que el Gobierno francés acordó el año pasado establecer una impuesto adicional de cuatro céntimos por litro sobre los carburantes, en sustitución de la fallida “ecotasa”, lo que le permite recaudar más de 6.000 millones de euros cada año.

Xabier Jiménez soto

Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración y Periodismo por la Universidad Cardenal Herrera CEU.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: PLANES DE LA INFORMACIÓN PARA EL TRANSPORTE, S.L.
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.