Suspenso en matemáticas.

Suspenso en matemáticas.

Parece que todas las clases de matemáticas me las debí de pelar, porque lo que ocurre en el transporte por carretera así me lo hace pensar.

Vamos a ver, si entre todos resolvemos el problema:

Hay una falta aproximada de conductores que se cifra en unos 40.000.

Hay en consecuencia un aumento de los salarios y complementos a percibir por los conductores.

Hay en consecuencia un aumento del coste de las cotizaciones sociales, y particularmente de sus complementos (particularmente de las dietas o indemnizaciones que se abonan a esos conductores).

Hay un aumento de las cargas fiscales y particularmente por la justificación de las dietas que no pueden pasar de 25 euros en internacional y 15 en nacional, digan lo que digan los convenios.

Hay un aumento de los derechos sociales de los trabajadores, como no puede ser de otra forma.

Hay aumento continuo de los precios de los combustibles.

Hay un aumento descarado e impresentable del coste de los seguros para el transporte por carretera de esas compañía que parece sólo quieren cobrar las pólizas pero no pagar los siniestros.

Hay un aumento impresentable de las tarifas de uso de las redes viarias europeas en su conjunto.

Hay un desmesurado aumento de las sanciones al transporte, por cualquier causa o motivo.

Y hay, hay, hay,………… todas las que queramos.

Y mientras resulta que lo que perciben los transportistas por carretera por desarrollar su trabajo, BAJA, BAJA, Y BAJA., haciendo cada vez más trabajo y dando cada vez más servicios.

El resultado del problema ya se está viendo venir, cada vez más SITUACIONES CONCURSALES, cada vez más morosidad real del sector y particularmente entre los servicios prestados entre el mismo sector, inspecciones por doquier que terminaran de arruinar a las empresas, etc. etc. y como no provocaran cierres de empresas no deseados, mientras algunos con vocación de buitres creen que quedará algo para ellos, sin pensar que a ellos también les va a llegar.

De verdad que voy a buscar mis cuadernos de notas académicas, para ir a que me las rectifiquen porque creo se equivocaron.

Por cierto esto que está ocurriendo en España, ya pasó en Alemania y aún no han levantado cabeza.

Categories: Editorial

About Author

Xabier Jiménez soto

Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración y Periodismo por la Universidad Cardenal Herrera CEU.

Write a Comment

Your e-mail address will not be published.
Required fields are marked*