Scania vence el Green Truck Award 2018 con el R500

Scania vence el Green Truck Award 2018

Un Scania R 500 ganó el premio “Green Truck Award” de este año con un margen holgado. La prueba de combustible alemana se centra en el menor consumo de combustible. La nueva generación de camiones de Scania, con su motor actualizado de 13 litros, garantizó que Scania se llevara el premio nuevamente.

Los transportistas europeos aprecian el menor consumo de combustible, las velocidades medias más altas y la reducción de emisiones de CO2 que ayudan a mantener bajos los costes y los impactos ambientales. Con un consumo medio de combustible de 24.92 litros / 100 km y una velocidad media de 79.91 km / h en el recorrido de 350 km, la diferencia entre Scania y el siguiente mejor competidor fue de unos significativos 0.4 litros por cada 100 km.

Traducido a un kilometraje anual típico para un camión de larga distancia de 150.000 kilómetros, la diferencia en ahorro de combustible suma 600 litros anuales (o aproximadamente 3 m3 de combustible diesel durante un período de cinco años).

En los últimos tres o cuatro años, Scania ha recibido elogios en cientos de reseñas de prensa. Scania también ha conseguido numerosos récords de consumo de combustible nuevos en muchos países europeos en pruebas comparativas llevadas a cabo por periodistas independientes.

Green Truck Awardes una prueba comparativa única, ya que está totalmente enfocada en lo que más le importa a nuestros clientes desde una perspectiva de coste y sostenibilidad“, dice Wolfgang Buschan, director de producto de camiones de larga distancia de Scania. “El hecho de que hayamos ganado el premio nuevamente este año es extremadamente halagador“.

“Green Truck Award” está organizado por dos importantes revistas comerciales alemanas, “VerkehrsRundschau” y “Trucker”. Los camiones participantes tienen una masa máxima autorizada de 40 toneladas y se conducen bajo condiciones controladas en las vías públicas entre Munich y Nürnberg.

El consumo de combustible y la velocidad promedio están estrictamente controlados y las posibles diferencias en el clima y las condiciones del tráfico se eliminan. El bajo consumo de combustible no solo ahorra costes, también se traduce en eficiencia energética, reducción de las emisiones de CO2 y aumento de la sostenibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *