Caraduras y Sinvergüenzas

No, no se os puede dar otro calificativo desvergonzados cargadores. Como es posible que tengáis tanta cara de decir que el problema de los conductores se soluciona aumentando la capacidad de carga de los vehículos hasta las 44 toneladas.
La imbecilidad por norma

La imbecilidad por norma

En este país llamado España uno puede desgañitarse tratando de llamar la atención sobre determinados asuntos que debieran de tratarse con mucho tacto, pero hemos llegado a la conclusión de que es harto estéril.